21 de abril de 2015

ALBÓNDIGAS EN SALSA LIGERAS

Que te puedo contar de las albóndigas en salsa, un plato que no puede faltar en una buena recopilación de recetas caseras, y  yo diría que son ese 'fondo de cocina' que deberíamos tener siempre.   Acompañadas de arroz, pasta, patatas fritas, etc., como quieras. Cada uno las condimenta y hace la salsa a su gusto.
¿Qué voy a cambiar yo en la receta para que sean unas albóndigas ligeras? Pues muy sencillo. Las albóndigas no van fritas...no, no.  Entra y te lo cuento.


Ingredientes

Para la carne

1 kg de carne picada de ternera
3 huevos
100 ml. de leche
3 cucharadas de pan rallado
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de tomillo
1 cucharadita de perejil
Sal y pimienta al gusto
1 diente de ajo 
1 pimiento morrón picado
Pan rallado (para envolver las albóndigas)

** Puedes  sustituir la leche por bebida vegetal
** Pon las especias a tu gusto
** En lugar de pimiento morrón puedes poner paté (al oporto muy rico), jamón serrano picadito... Ya sabes, imaginación.


Para la salsa

2 dientes de ajo 
2 cebolletas enteras
1 puerro
1 pimiento italiano verde
1 pimiento italiano rojo
1 bote grande de tomate triturado natural
1 bote pequeño de guisantes
1 bote de champiñón laminado
 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
50 ml brandy de jerez
200 ml agua
Sal, pimienta
2 cucharadas de azúcar (yo uso de caña)

** Puedes sustituir la sal por una pastilla de caldo de carne.

Preparación

Vamos a preparar la salsa lo primero. 

Echa en una sartén con buen fondo las 3 cucharadas de aceite. Pica los ajos, cebolletas, puerro y pimientos  y rehoga bien.


Añade el brandy y deja que evapore el alcohol. Echa el tomate triturado y el agua  y remueve bien. Añade sal (al gusto pero sin pasarse), pimienta y azúcar. Quizá debas rectificar de azúcar, así que puedes ir probando hasta que ya no notes la acidez del tomate. Deja cocer  a fuego muy lento unos 15-20 minutos.  

Tritura la salsa, añade los guisantes y el champiñón, y  ya la tienes lista. Yo he utilizado el pasapurés para pasar la salsa en lugar de batidora. ¡¡No tiene que quedarte una salsa espesa!! Piensa que las albóndigas llevan pan rallado y eso hará que la salsa tenga más cuerpo después.



En lo que cuece la salsa ve preparando las albóndigas.


Precalienta el horno a 180º

Prepara una bandeja de horno y espolvorea en su interior un poco de pan rallado.



En un bol pon la carne picada, echa todos los ingredientes y mezcla bien. 


Comienza a hacer bolitas y pásalas por pan rallado. Colócalas en la bandeja de horno.



Mete en el horno  la bandeja con las albóndigas durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo, apaga el horno  y sin sacar la bandeja del todo, echa la salsa por encima. Deja reposar tranquilamente dentro del horno.


Con el calor residual del horno y la salsa caliente,  las albóndigas se quedan hechas.  

El resultado es increíble. Verás que jugosas quedan.  Y lo mejor de todo es que son muy  ligeras, no las he tenido que freír así que no llevan tanta grasa añadida. Fíjate que tan solo he utilizado 3 cucharadas de aceite para rehogar la verdura!!!! Baja en grasas, si, de verdad.    Si añades paté o jamón serrano incrementas el contenido en grasa.

También debes tener en cuenta que con esta forma de hacerlas ensucias menos, consumes menos aceite..... Yo le saco muchas ventajas.

Salen bastantes así que puedes congelarlas si te sobran y los duendecillos no se las han comido....

Lo dejo a tu elección. Prueba, es lo mejor, y decides como hacerlas. Ya me contarás como te ha ido!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario!. Tu opinión es importante para mí ♥