25 de noviembre de 2015

PATATAS GUISADAS CON VERDURITAS

La patata es un alimento básico que no debe faltar en nuestra dieta saludable, por lo que debemos pensar en comerla de 3 a 5 veces por semana.  Es rica en hidratos de carbono complejos, sin grasa, pocas proteínas pero de alto valor biológico y  fibra, algo fundamental.  Por supuesto también tiene vitaminas (C y B6) y minerales (hierro, magnesio y potasio).  Esto es muy importante para los deportistas para los procesos de recuperación.  

La mejor forma de tomar la patata es hervida o cocinada al vapor y siempre acompañada de verduras. De esta forma la vitamina C no se destruye del todo. 
Ya sé que las patatas fritas están riquísimas, pero no hay que abusar de ellas para evitar que la comida tenga demasiadas calorías.  Así que de vez en cuando fritas están bien, pero eso, de vez en cuando. 

Si las haces en el horno quedan estupendas. Echa un vistazo al siguiente enlaceGajos de patata al horno.  Esto te va a gustar mucho también!!

Después de esto, hoy cocinamos unas patatas guisadas con verdura, acompañadas de huevo duro. Acompáñame que vamos a la cocina.


Ingredientes

1 kg de patatas
1 pimiento verde italiano
1 cucharadita de carne de pimiento choricero
1 puerro
1 calabacín
2 zanahorias
1 taza de guisantes congelados o 1 lata pequeña de guisantes 
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
Agua o caldo vegetal (o de pollo)
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Opcional: Huevo duro, jamón picadito...

Preparación

En una cazuela grande echa 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y pon a calentar a fuego suave. Vamos a rehogar las verduras para que suelten todo su jugo y aporten un sabor estupendo a las patatas. Así que pica el ajo muy finito y echa a la cazuela.  Haz lo mismo con el pimiento, puerro, calabacín y zanahoria. Echa una pizca de sal.

Mientras se rehogan las verduras, pela las patatas y córtalas en trozos. Más que cortar haz que tronchen antes de terminar el corte.  Así las patatas soltarán la fécula  y harán que el caldo se quede más trabado, más espesito.

Añade a la cazuela la patata, la carne del pimiento choricero y los guisantes si son congelados (si son de lata se añaden al final de la cocción). También echa la hoja de laurel y otro poquito de sal. Remueve un poco y añade el agua o caldo hasta que se cubran las patatas.

Deja cocer a fuego muy lento durante 20 minutos con la cazuela tapada.   Pasado este tiempo  están listas para comer pero mejor si al menos han reposado un par de horas.  Y si son de un día para otro estarán espectaculares. Prueba y verás.

Acompaña el guiso con huevo duro (o huevo a la  plancha).  También puedes añadir unos daditos de jamón y ya queda rematado.

Con buen pan y buen vino.......Ahí te dejo.

Disfruta  de esta receta!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario!. Tu opinión es importante para mí ♥